Familia de Amaia Biurrun, fundadora de KAIZEN familia

TÚ TAMBIÉN PUEDES MEJORAR LA RELACIÓN CON TUS HIJOS Y SENTIR QUE OS UNE UN LAZO INQUEBRANTABLE

Porque de ese vínculo entre padres e hijos depende vuestro auténtico bienestar presente y futuro

EN REALIDAD, LO QUE TÚ QUIERES ES ALGO MUY SENCILLO:

Que la familia que has creado sea feliz, viva tranquila y tú sientas la seguridad de estar preparando a tus hijos para ser adultos respetuosos, resolutivos y seguros de sí mismos.

En este momento estarás pensando que todo esto suena muy bien sobre el papel, ¿pero dónde está toda la teoría cuando llega ese momento conflictivo del día en el que perdéis los nervios?

¿O cuando tu hijo se convierte en un muro al que es imposible arrancarle ni una sola palabra sobre lo que le sucede?

Es normal que la situación te desborde porque aún no tienes unas herramientas eficaces con las que manejar la rabia, entender lo que le está ocurriendo al niño y volver a ser tú, como adulto, quien lleve las riendas.

¿QUIERES QUE TE CONFIESE CUÁL ES EL SECRETO PARA LOGRARLO?

LA CLAVE ESTÁ EN QUE CADA MIEMBRO DE LA FAMILIA OCUPE SU VERDADERO LUGAR.

Puede que nunca te hayas parado a pensarlo, pero a veces los niños adoptan roles que no les corresponden y eso rompe el equilibrio familiar.

Aquí comienza un viaje revelador en el que descubrirás:   

  • Qué límites necesita el niño y cómo marcarlos con firmeza y amor.
  • Qué le está ocurriendo en cada etapa de su infancia y qué necesita de ti.
  • Cómo hablarle al niño para que te escuche, tanto con el lenguaje como con la mirada.
  • Cómo escucharle para que no se cierre en sí mismo y te hable.
  • Cómo lograr que tu hijo sepa que le quieres incondicionalmente.
  • Cómo evitar que os distanciéis cada día más y, por el contrario, todos os sintáis unidos y comprendidos.
  • Cómo infundirle a tu hijo autoestima y confianza, para que construya una personalidad fuerte y segura.
niño-triste
Imagotipo de KAIZEN familia al 20%

SÉ QUE LO QUE MÁS TE PREOCUPA ES LA EDUCACIÓN DE TUS HIJOS, SU BIENESTAR EMOCIONAL Y LA UNIÓN DE TU FAMILIA.

Pero también sé que puede ser abrumador si dudas de estar haciendo lo suficiente para lograrlo y te cuestionas tu papel como padre o como madre.

Converso cada día con padres preocupados porque:

  • Se sienten perdidos y dudan de estar ayudando a sus hijos a crecer.
  • En casa están enfadados constantemente.   
  • Ven cómo alguno de sus hijos se aleja y se encierra emocionalmente.   
  • El niño miente, es muy contestón y empieza a mostrarse desganado en la escuela.
  • O no saben cómo poner límites sin ser autoritarios.

 

¿Te sientes identificado con alguna de estas situaciones?

Entonces, permíteme que observe lo que os está ocurriendo con una mirada nueva, sin prejuicios y que te dé las herramientas que sé que funcionan y que puedes empezar a aplicar de inmediato.

limites-al-educar

Esto es lo que haré cuando empecemos a trabajar:

Sesión 1 | Información.

Hablaremos a solas. Sin niños. Escucharé cómo te sientes, qué te preocupa, qué situación atraviesas y qué quieres conseguir. También te haré algunas preguntas relevantes para conoceros a fondo y te explicaré, de la A a la Z, mi método de trabajo. Así sabremos si podemos ir de la mano en este camino.

Sesión 2 | Observación.

Observaré al niño durante esas situaciones que te preocupan. Lo haremos a través de una pequeña cámara que vosotros mismos podréis encender y apagar cuando queráis. De este modo, nos aseguramos de que la situación fluya con normalidad, sin que mi presencia altere ningún comportamiento.

(La observación también puede ser presencial, si así lo deseas y la distancia geográfica nos lo permite.)

Sesión 3 | Conclusión.

Unos días más tarde, volveremos a vernos por videoconferencia o, si es posible, en persona. Te explicaré lo que he visto, dónde está el origen del problema y cuáles son los enredos ocultos de los que quizá no eras consciente, para que entiendas qué le está sucediendo al niño.

Y te propondré las primeras acciones que puedes llevar a la práctica al volver a casa.

A partir de aquí, estaré siempre a tu disposición para que me consultes tus dudas.

Sesión 4 | Nueva observación

Pasados unos días, volveré a observar cómo reacciona el niño cuando aplicas las nuevas pautas.

Sesión 5 | Puesta en común.

Días después volveremos a vernos, analizaremos los avances y las trabas que puedes estar encontrando para seguir las pautas marcadas y te propondré nuevas soluciones.

Sesión 6 | Última observación.

La semana siguiente, volveré a observar al niño para comprobar cómo va evolucionando la situación.

Sesión 7 | Evaluación final.

Por fin, te daré las últimas pautas para que sientas la convicción de estar haciéndolo bien en tu relación de familia.

HABREMOS COMPARTIDO 3 SEMANAS DE VUESTRAS VIDAS QUE ESTOY SEGURA QUE TRANSFORMARÁN PARA SIEMPRE VUESTRA RELACIÓN AFECTIVA.

TODO ESTO ES PARA TI SI:

  • Si de verdad quieres tomar medidas y reflexionar sobre tu papel como madre o como padre.
  • Si tu meta es aprender a educar a tus hijos con criterios firmes, pero desde el abrazo y el amor.
  • Si quieres saber qué necesita tu hijo para crecer emocionalmente y cómo dárselo de forma eficaz.

SIN EMBARGO NO PODRE AYUDARTE SI:

  • Si buscas una ‘supernani’ que aplique un método conductista. No comparto, bajo ningún concepto, ese método educativo en el que el adulto reacciona con distancia y enfado a las actitudes del niño.
  • Si en este momento no deseas que otros ojos observen vuestra situación, ni crees necesario empezar a hacer las cosas de otra manera.
  • Si crees que necesitas iniciar una terapia psicológica.

AHORA QUE SABES QUÉ OCURRIRÁ DESPUÉS, ¿QUIERES QUE HABLEMOS?

ESTOY DESEANDO ESCUCHARTE

Utiliza el formulario para contarme qué te está sucediendo y cómo te puedo ayudar:

FORMULARIO DE CONTACTO

Y ésta es la experiencia de otros padres que se encontraban en tu misma situación:

DESPUÉS DE LEER TODO ESTO ¿QUIERES EMPEZAR YA POR ALGÚN LADO?

Únete a mi comunidad y salta las 12 barreras de la comunicación entre padres e hijos, con mi guía para la conexión emocional.

Incluye pautas claras y prácticas para compensarlas y conseguir una comunicación que os ayude a construir una relación de ayuda y unión.

Comienza una forma de comprenderle y comprenderos. Muestra tu disponibilidad para que tu hijo o hija sepa que puede contar contigo cuando lo necesite.

SUSCRÍBETE PARA DESCARGAR TU GUÍA DE REGALO